Con estilo propio

Playas con médanos, bosques de pinares, microclima, aromas naturales, actividades a motor y deportivas y alquileres para todos los presupuestos: Pinamar una ciudad con estilo propio y turismo todo el año.

Esta villa puede describirse desde muchas perspectivas, siendo cada una de ellas tan atractiva como las demás: tranquila o aventurera, paisajística o moderna, diurna o nocturna, marítima o rural. Sus contrastes cautivan al turismo más exigente y desigual.

Pinamar es uno de los balnearios de la costa atlántica argentina más exclusivos pero con un gran número de hoteles, aparts, departamentos y chalets en alquiler que satisfacen todos los presupuestos.turismo en pinamar

Posee un clima diferente, producto de una notable obra de forestación de los médanos originales que predominaban en la zona. En sus ondulantes calles, perfumadas por el aroma de los eucaliptos, cipreses, abetos, álamos, araucarias, sauces y aromos, se enclavan chalets que rivalizan en su buen gusto.

Una de las características urbanísticas de la localidad es el trazado de las calles en hemiciclos en algunos sectores. Esta ciudad combina algunas calles asfaltadas con otras de tierra y arena. Son calles tranquilas. Las arterias que corren en dirección hacia el mar llevan nombres de peces, mientras que las paralelas al mar y más hacia el norte, en la zona residencial, tienen nombres de árboles y pájaros.

Para recorrer la ciudad es conveniente empezar por la avenida Bunge, donde toma vida el centro comercial, plagado de locales comerciales, restaurantes y pubs. Al llegar al cruce con la avenida Del Libertador, una de las arterias principales que corre paralela al mar, al doblar a la izquierda se atraviesa una de las principales áreas comerciales, una especie de shopping a cielo abierto.vacaciones en pinamar

Es el epicentro de la vida nocturna de la ciudad, con abundante oferta de lugares para tomar un café, tragos y escuchar música. En un ambiente agreste, verde, despreocupado y elegante a la vez, también se puede jugar al golf (en una magnífica cancha de 18 hoyos), realizar cabalgatas, tomarel té o un trago, y comer en algunas de sus innumerables confiterías y restaurantes.turismo en pinamar
No sólo las playas, los médanos y los bosques de pinares conforman un paisaje singular, sino que la arquitectura de las distinguidas residencias también forma parte del atractivo de este lugar de vacaciones. En cuanto al turismo aventura, se pueden trepar a los médanos en cuatriciclos, practicar sandboard, o realizar excursiones en jeeps con doble tracción.